ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

lunes, 25 de febrero de 2008

EL ANSIA.

Mis labios buscan sus labios como una rapaz se abalanza sobre su presa. Nuestras lenguas se entrelazan. Mis manos precisas e implacables no perdonan ni un rincón de su cuerpo. La adrenalina se dispara, las feromonas casi se pueden oler. La entrega es total, como si fuera la última vez que poseeré un cuerpo cálido y excitado, nunca lo sé. Momentos de salvaje pasión para negar la evidencia. La poseo con fuerza, descargando mi frustración en cada embestida y convirtiéndola en mutuo placer. Después se irá. Y poco a poco la soledad volverá, poco a poco tomaré conciencia de que lo que necesitaba era un abrazo, que lo que anhelo es alguien despierte a mi lado y sepa que va a volver. Pero a veces el Ansia me posee, y necesito anestesiarla, engañar al corazón unas horas con la dulce sensación de irrealidad que después me posee.

CYBRGHOST.


Safe Creative #1102048416900