Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2008

YES, WE CAN

Podemos levantarnos cada mañana y reírnos de la cara de sueño del espejo. Podemos disfrutar del primer café de la mañana echando un vistazo a las noticias del día, sin tomárnoslas demasiado en serio. Podemos sonreir al entrar en el trabajo y plantarle cara a la mañana, que ya tratará de quitar esa sonrisa. Podemos preparar con mimo la comida, como si fuera un día especial, como si fuera un manjar. Podemos disfrutar cada bocado, podemos recrear nuestros sentidos en él. Podemos observar jugar a un niño, ajeno a todos los problemas de los mayores, y a sus limitaciones. Podemos bajar el ritmo de nuestros pasos, y disfrutar del camino que recorremos cada día como si fuera nuevo. Podemos fijarnos en esa pareja de ancianos que van cogidos de la mano, sin que quede claro quién es el bastón de quién. Podemos cambiar la emisora, escuchar cosas distintas, dejarnos llevar por nuevos sonidos y nuevas sensaciones. Podemos coger un libro y acariciar el lomo antes de abrirlo, y sentir el tacto de la…

(Esto no es una) FELICITACIÓN NAVIDEÑA

La Navidad es esa época del año en la que somos igual de malos que el resto, pero el puñal nos lo clavamos con palmaditas en la espalda y una sonrisa en la boca.
La Navidad es un hecho religioso del que nadie se acuerda pero todos celebran.
Pero también acaba el año y eso da disculpa para muchas cosas. Los finales de ciclo son momento para la reflexión y los propósitos.
Felicidades por haber aguantado un año más al pie del cañón, no todos lo lograron, y si conseguisteis salir más o menos airosos de todas las tempestades de éste año dobles felicidades.
Felicidades a todos los que han pasado por mi vida y por las vuestras, ahora y en el pasado, porque soy y sois lo que con su contacto he / habéis ido modelando.
Felicidades a todos lo que quise que fueran más en mi vida, en cualquiera de sus facetas, y por circunstancias no lo son.
Felicidades a los que habéis estado siempre, con lazos de sangre o sin ellos, porque si estoy aquí y ahora, razonablemente bien, os lo debo a vosotros.
Os deseo que …

SABANAS FRÍAS DE RECUERDO

Parece que era ayer cuando decía que estaba sólo por elección, que no quería pareja. Y realmente ayer era cuando ella estaba en su cama. No hace tanto que ocupaba aquella cama, grande y confortable. Habría querido que un montón de mujeres pasaran por ella para compensar el tiempo perdido. Pero efectivamente ese tiempo se perdió, y nunca tuvo ni tiene el talento para atraerlas a su lecho. Había elegido estar solo con sus manías, se había acostumbrado a la libertad de no dar explicaciones a nadie, de marcarse su ritmo de vida autónomo. No pudo evitar una sonrisa torcida al recordarlo. Apenas hacía unas horas que se había ido y ya la echaba de menos. La cama le resultó demasiado grande al meterse bajo las sábanas. Inconscientemente estiró el brazo, pero no la encontró. ¡Qué frías estaban las sábanas esta noche!. Como un tonto se colocó en su lado de la cama, como si ella fuera a aparecer sólo con ese gesto. Aún olía a ella. Y ahí se durmió, acunado por la nostalgia. Probablemente soñaría…