ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

viernes, 25 de abril de 2014

COSA DE NIÑOS





Mientras la impía lluvia borraba la rayuela y todos los niños corrían a refugiarse en los soportales, el carpintero observaba desde la ventana, negando disgustado con la cabeza. Su chico sonreía satisfecho; se había retirado minutos antes de la tormenta, enfadado por las burlas del resto por su torpeza en el juego. El carpintero llamó a su mujer, y señalando la escena le dijo: “María, ya te advertí que no era buena idea que Jesús bajase a jugar con el resto de críos”.


Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


Para ReC. Frase de inicio obligado en cursiva.

miércoles, 16 de abril de 2014

EL CHICO INVISIBLE



Hubiera ido al gimnasio a trabajar mis músculos hasta tener un cuerpo que desearas. Hubiera dejado las gafas y utilizado lentillas. Hubiera visto amanecer al salir de los bares. Hubiera bebido, fumado, peleado, follado en baños y hasta tonteado con otras para despertar tus celos. Todo hubiera hecho si para ti, tan siquiera, hubiese existido.

Miguelángel Pegarz
cYBRGHOST



Escrito para el Taller de Escritura Creativa de la Casa de las Conchas

jueves, 10 de abril de 2014

COMIDA FAMILIAR



Suspiró profundamente y recogió dos cubiertos. Estos fallos de memoria iban a acabar con él. Olvidó que a su hija le había tocado la semana pasada y ésta era el turno de su mujer. Lo que no veía claro es que iba a comer la semana que viene.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


Para ReC. Frase de inicio obligado en cursiva.
 


jueves, 3 de abril de 2014

CUIDADO CON LA MASCOTA



Ante la oleada de robos en el vecindario y como apenas paro en casa, decidí que debía protegerme y adopté un Grifo de mascota. Pronto empecé a recibir quejas de los vecinos, pues fue acabando uno a uno con todos los perros y gatos del vecindario. Al final tuve que decirle que no existía.

El otro día trataron de asaltar la casa y huyeron aterrorizados al verlo. Pero el pobre no movió una uña. Desde que se sabe imaginario, pasa el día lloriqueando en una esquina del jardín.




Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST