ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 28 de agosto de 2014

LA INCREÍBLE HISTORIA DEL HOMBRE QUE SE CONVIRTIÓ EN VIDRIO



Eliseo era un tipo al que se le veía venir de lejos, como suele decirse. Era incapaz de ocultar sus emociones o pensamientos. Resultaba tan transparente que adquirió progresivamente un aspecto vítreo. Primero su piel, luego los músculos y finalmente sus órganos. Poco a poco fue convirtiéndose en una botella de su alma, con todos sus sentimientos expuestos y la zozobra que siempre le había acompañado elevada a la enésima potencia. Afortunadamente para él, el proceso continuó, hasta adquirir una absoluta transparencia también su alma.
Ahora Eliseo es virtualmente invisible, y desde el desapercibimiento consustancial a su nuevo estado, ahora es él, al que a base de observar sin ser visto, cada vez le resultan más transparentes los demás.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

jueves, 21 de agosto de 2014

EL TRISTE CUENTO DEL HOMBRE DE HELADO



El Hombre de Helado, al que vamos a llamar HH, vino al mundo en la maldición de un clima suave. Pasaba el día huyendo de sombra en sombra, amparándose en la noche, covirtiéndose en una criatura deforme a golpe de rayo de sol o gota de lluvia en cada descuido.
Tan pronto como reunió confianza en sí mismo, decidió huir al norte, primero en un camión frigorífico y luego de polizón en un carguero.
En su lugar de origen HH era querido, los niños se acercaban a él, sus deformidades eran causa de risas y broma. Sin embargo en el norte su vida era plácida pero terriblemente solitaria. Los niños, embutidos en sus anoraks y forrados de guantes, bufandas y pasamontañas, le ignoraban; los adultos se mostraban hoscos, y algunos incluso le rehuían asustados.
HH acabó por abandonar la ciudad y vagar sin rumbo por la tundra, donde apenas tenía que ver a nadie, y aún así los pocos que encontraba mostraban el mismo recelo.
Finalmente HH tomó conciencia de que no había lugar para alguien tan diferente como él. Un día, bajo el testimonial sol de mediodía, se introdujo poco a poco en el agua, disolviéndose suavemente.
Así es como HH acabó sus días como unas pobres lágrimas dulces, desperdigadas en el Océano Ártico.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


jueves, 14 de agosto de 2014

EL AZAR JUEGA MALAS PASADAS (Versión ENTC)




El Inspector Garret entra en la habitación del hotel de mala muerte con gesto asqueado, esquivando a los periodistas y a los de científica.

La víctima presenta un punzón clavado entre la tercera y quinta vértebras cervicales, con inserción limpia. Los brazos cuelgan a los lados y la cara yace sobre la mesa escritorio de la habitación. Esa contusión y los brazos sueltos constituyen la única variación del modus operandi de las cinco víctimas anteriores. Lleva ya tres meses buscando pruebas al límite de la desesperación, sin frutos.

Sobre la mesa una guía telefónica, con un número marcado en fluorescente. El inspector la hojea y comprueba que hay marcado algún número más. Toma su teléfono móvil y marca el de la página por la que hallaron abierta la guía. La voz del contestador dice llamarse como reza la documentación de la última víctima.



Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


Para ENTC convocatoria Julio 2014. Podéis leerlo aquí.

jueves, 7 de agosto de 2014

ODA AL ESTÓMAGO (Elegía al Almax)



Estómago mío, víscera abultada entre tubos, sometida a mi arbitrio. Inflado si como, retraído si ayuno, eso es lo obvio pero no lo único.
¿No te encoges acaso si llega el miedo y me domina? ¿No haces lo propio si pasa ella y no me mira?
¿Más no igual sin hacer nada te llenas de mariposas si ella posa su mirada?
Si sonríe te hinchas, si te habla menguas. Por la boca nada pasa y no para la cantinela.
Y encima, no conforme, si paso la noche en vela por haberla visto con otro tu acidez se acelera y si yo no descanso tu a destajo operas.
¡Oh, estómago, saco de sentimientos! Tú que alimentas mi cuerpo, mi alma te baquetea.


Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST