ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 24 de septiembre de 2015

PEDIR LA PALABRA

En la tribu de los onovaris nacen sin nombre. Les llaman por el nombre de su madre, seguido de la palabra hijo, y el ordinal si procede. Cuando alcanzan la adolescencia comienzan a vivir casi independientes de sus progenitores, en un gran pabellón en un extremo del poblado. Éste tiene una balconada desde la cual los chicos son observados por sus mayores. Allí sucede su vida durante dos años.
Cuando el miembro de la tribu en cuestión alcanza los diecisiete años lunares, vuelve a sus padres y pregunta si es digno de que le presenten ante el Consejo de Ancianos. Es entonces cuando en joven onovari pedirá la palabra al consejo.
El Consejo se tomará el tiempo que considere necesario para otorgar esa palabra, meditando cual ha de ser. Una vez que al joven le sea dada la palabra, por ella será conocido hasta el fin de los días.

Miguel Ángel Pegarz

cYBRGHOST