Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

NO SOMOS NADIE

Con lo que había despotricado. Él, un hombre rudo que siempre se vistió por los pies, a impuestos de Dios sabe que mindundi. Con lo que le costó la casona y ahora su intimidad reducida a un cuartucho. ¡Ni eso!, que es compartido. Y de comer lo que se les antoje y a la hora que les viene en gana. Y ahora, que ya le había cogido casi gusto a la rutina, le dicen que a casa de los hijos, y a meses.
Miguel Ángel Pergarz cYBRGHOST

LOS SUEÑOS DE LOS OTROS

No sueño. No, no es que no recuerde. No sueño. Yo soy el encargado de elaborarlos. Por tanto, no sueño. Organizo metódicamente recuerdos, fantasías, miedos… Los mezclo, los destilo y los insuflo cada noche en cada una de sus cabezas. Día tras día, sueño tras sueño, noche tras noche. Contra lo que pudiera parecer, es un trabajo monótono. Yo no los veo. Sólo los ve la mente del soñador. Mi trabajo se parece más a la elaboración de fórmulas magistrales que al montaje de películas. Sé que a muchos les parecerá un trabajo hermoso, pero la rutina borra la magia; y la realidad es que paso horas y horas haciendo lo mismo. Yo solo. Es un trabajo arduo. Todos sueñan. Menos yo. Es mucho. De vez en cuando me despisto por el cansancio, o me dejo llevar por el resquemor. Entonces surge una pesadilla. Sólo en un par de ocasiones me he dejado llevar por la rabia y he provocado miles de pesadillas simultáneas. Pero no pasó nada, un simple toque de atención. Dedico a este trabajo todo el tiempo, excepto…

LA CERRADURA INDISCRETA

El puñetero ojo de la cerradura era demasiado grande, de esos para las típicas llaves enormes  de los dibujos infantiles, de las que ya no se utilizan. Pero ese, si bien era un contratiempo, no constituía el problema sustancial. Ese maldito ojo crecía, alcanzando progresivamente un tamaño que no sólo no existía llave en el mundo para aquella cerradura, sino que dejaba en evidencia mi espionaje a través de su luz.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


INSTRUCCIONES PARA JUGAR A LA RULETA RUSA

MATERIALES: -1 Revólver. Se recomienda calibre .38. Mayor calibre resulta incómodo para el jugador común y menor resta efecto dramático. -Balas. Acorde al calibre del revólver escogido, en número menor en uno al número de concursantes. -Una cantidad importante de dinero, visible. -Una mesa. Idealmente redonda. -Una silla por jugador. Ayuda a la ambientación: luz tenue, habitación sin ventanas, whisky o vodka barato, cenicero y cigarrillos en cantidad que neblineen el ambiente. JUGADORES: Mínimo dos, sin que exista explícitamente un número máximo. El número ideal es cuatro, y más de seis provocan distracción y disminuyen la tensión recomendable para este juego. DESARROLLO DEL JUEGO: Una vez dispuestos los jugadores, cada uno en una silla, alrededor de la mesa y, en caso de existir, haciendo uso del atrezo, se deposita el dinero en el centro de la mesa por los jugadores, idéntica cantidad cada uno. El primer jugador introducirá una única bala en el tambor del revólver, retirará el seguro y hará gi…

CIRCULO VICIOSO

Tras muchos años de esfuerzo sólo quedaban unas aristas por pulir para cuadrar todo. Había planeado punto a punto cómo pasar el resto de sus días aislado. Al fin cerraba el círculo y los problemas le rozarían tangencialmente nada más. Pero no valoró bien todo lo que dejaba fuera de su limitada área. Las cosas se fueron torciendo lentas pero imparables. Acabó sus días muerto en un polígono.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST