ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 26 de noviembre de 2015

SIN TENER EN CUENTA

Dicho sea entre nosotros, ese asunto hubiera habido que liquidarlo de forma más precisa.
Ya sé que Vázquez está demasiado acostumbrado al tren de vida que lleva como para tener arrebatos de moral.
Sí, pero aparece un gordo cabrón amargado y casi nos jode.
¿Qué quién iba  a pensar que el tipo que cubre las vacaciones iba a complicarse la vida husmeando las cuentas? Pues no sé, pero alguien debió pensarlo, que nos ha tenido cogido de los huevos. Si no le llega a dar el infarto nos habría dado uno a nosotros ¡Que hay que ser más discreto, coño!
Te llamo luego, voy a entrar en el Metro y se corta.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST



Para Getafe Negro VIII. Frase de inicio obligado en cursiva.

jueves, 19 de noviembre de 2015

CARGAR EL MUERTO

¿Y cómo es que nunca cambiaron el bombín? Se lo había preguntado más de cien veces mientras llegaba al escenario del crimen. Habían recibido amenazas, habían allanado la vivienda y sabían que les habían robado unas llaves. Y sin embargo nunca cambiaron la cerradura. No conseguía entenderlo. Sin embargo, todo cobró sentido al ponerse a buscar pistas. Encontró una extensa nota de suicidio; en ella relataban la culpa que les atormentaba, con quién la compartían y que no tenían valor ni de confesar ni de acabar con su vida ellos mismos.

Miguel Ángel Pergarz
cYBRGHOST

sábado, 14 de noviembre de 2015

TODOS SOMOS PARÍS



Sin más comentarios, sin interpretacions ni polémicas. SImplemente
(Esta imagen está cogida de Google sin ánimo de perjudicar a su autor, que no se especificaba)

jueves, 12 de noviembre de 2015

LEGADO INCOMPRENDIDO

Pintando aquellos extraños bisontes en la reproducción del yacimiento, medita que esos dibujos fueron el legado de los primeros “homo” para transmitir su modo de vida. Ese pensamiento le trae una revelación. Sale corriendo a por cartulinas y sprays, recorta plantillas y se dirige a la cueva original. Tras los bisontes va pintando legionarios y catapultas, caballeros y castillos, damas de época, barcos de vapor, y por último ordenadores y televisores. Pero nadie parece entenderlo a juzgar por las miradas de espanto y la fuerza con que le ajustan los grilletes.

Miguel Ángel Pegarz

cYBRGHOST

jueves, 5 de noviembre de 2015

INSTRUCCIONES PARA BAJAR UNA ESCALERA

Si usted se encuentra en disposición de bajar una escalera, es muy probable que haya realizado antes el ascenso de la misma. Obviaremos pues las aclaraciones sobre el concepto de escalera. En caso de que precise aclarar este concepto, recurra a las “Instrucciones para subir una escalera”. Como recomendación adicional, si precisa consultar dichas instrucciones, es muy recomendable que las lleve consigo si en un futuro inmediato pretende regresar al punto inicial.
Aunque carece de aplicación práctica, a nivel teórico existen dos clases de descensos. El primero nos conduce a pie de calle desde una altura superior. El segundo nos conduce por debajo del nivel del suelo desde la superficie. En cualquiera de los casos la técnica es la misma. En el segundo supuesto, se recomienda acompañarse de una fuente de luz si no tiene la seguridad de que exista una en su destino.
Desde el punto de vista técnico, el proceso es muy similar al de ascenso. Si está consultando estas instrucciones es probable que haya consultado las directrices de subida en nuestra indicación. Aplique la misma técnica, corrigiendo únicamente unos detalles. En vez de flexionar la rodilla y elevarla ligeramente hacia el plano horizontal más próximo frente a usted, flexione la que no se desplaza, y estire la contraria hasta alcanzar el plano horizontal inmediatamente inferior. Sólo cuando el extremo de la pierna no flexionada haya alcanzado su objetivo abandonará la flexionada el plano que ocupa, corrigiendo la flexión hasta colocarse junto a su par. Cuando adquiera soltura en esta técnica, puede desplazar directamente la pierna flexionada inicialmente al plano horizontal inmediatamente inferior a la estirada, cuidando que una de ellas mantenga contacto con el suelo en todo  momento. Para ello alterne el orden de flexo-extensión indicado. Repita esta operación hasta alcanzar un plano horizontal más amplio. Proceda entonces a consultar “Instrucciones para caminar”.

No se preocupe de la aparente complejidad de estas instrucciones; una vez adquirido ritmo, desempeñará estos movimientos de forma armoniosa y natural.

Miguel Ángel Pegarz

cYBRGHOST