ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 15 de diciembre de 2016

PALABRAS MORTALES


René había empleado toda su voluntad en vencer sus miedos e invitar a Eloísa a tomar un café. Aunque no las tenía todas consigo, aceptó.
Llevaba los dos días que mediaban entre la solicitud y la cita rumiando las mil cosas que quería decirle y no había encontrado valor ni ocasión. Veía a Eloísa especialmente guapa esa tarde, lo cual no le facilitaba las cosas. Temblaba como un flan y hasta tartamudeaba mientras charlaban de intrascendencias, que le servían para dejar hueco en su boca para las palabras que realmente quería pronunciar. Las palabras se iban acumulando en la boca de René, hasta el punto de que no necesitaría ya valor, pues tenía la boca llena hasta tal punto que su discurso caería solo. Justo cuando iban a brotar de sus labios como un torrente, Eloísa recibió una llamada, se disculpó, y se fue precipitadamente. René tuvo que tragar saliva, y con ella todas las palabras que inundaban su boca; tantas que se atragantó con ellas. Se ahogó.

Miguel Ángel Pegarz

cYBRGHOST

2 comentarios:

  1. Las debió soltar, contra el espejo o a través de un bolígrafo en un papel.
    Un abrazo, Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es probable. Muchas gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.